miércoles, 23 de enero de 2013

Publicado el miércoles, enero 23, 2013 por con 0 comentarios

Fujitsu F-03C

Si tuviésemos que comprar, a día de hoy, un móvil nuevo, tanto nosotros como clientes como el vendedor, se centraría en mostrar las bondades de los smartphone. Y es que hoy en día buscamos algo más que un dispositivo que nos permita enviar y recibir llamadas y mensajes de texto (sms). Consultar correo, sincronizar documentos y contactos con otros dispositivos disponibles en cualquier momento, navegar por internet, consumo de contenido multimedia o la posibilidad de mantener una conversación en tiempo real con cualquier familiar o amigo son unas de las múltiples ventajas que tiene un smartphone respecto a terminales más antiguos.

De hecho, las ventas en los países desarrollados de estos equipos aumentan año tras año. Quizá por eso resulte sorprendente descubrir como en Japón sigue teniendo éxito un móvil lanzado en el año 2010, el Fujitsu F-03C.

¿Y qué tiene de especial este móvil? La razón de su éxito frente a la competencia radica en su modo de privacidad. El móvil permite ocultar las llamadas o mensajes de determinados contactos. Si un contacto protegido efectúa algún tipo de comunicación, el teléfono solo muestra cambios sutiles en el icono de la batería o de la cobertura, cambios que solo un ojo muy entrenado podría distinguir.  Del mismo modo, estas llamadas o mensajes no dejan registro alguno en el terminal.

El F-03C es conocido en Japón como "uwaki keitai" o teléfono de la infidelidad y nunca se ha vendido fuera de Japón pero empiezan a proliferar aplicaciones que permiten interceptar y borrar automáticamente llamadas y mensajes de usuarios protegidos. Y Futijsu piensa  incorporar algunas de sus funciones de privacidad en sus terminales Android.

Consulta en el catálogo los libros que tenemos sobre telefonía móvi.



0 comentarios: