viernes, 1 de septiembre de 2017

Publicado el viernes, septiembre 01, 2017 por con 0 comentarios

Iliá Ilich Méchnikov y Paul Ehrlich. Premio Nobel en Fisiología o Medicina 1908



Ilyá Ilich Mechnikov (Jarkov, 1845 - París, 1916). Médico y biólogo ruso. Realizó sus estudios en las universidades de Giessen, Gottinga y Munich. Durante dos años trabajó como profesor de zoología en Odesa; posteriormente abandonó esta ciudad para continuar sus estudios de embriología y zoología de los animales inferiores y se dedicó, en especial, al estudio de la fauna marítima.

En 1887 comenzó a trabajar en el Instituto Pasteur colaborando con el científico francés especialmente en los trabajos sobre bacteriología. Las investigaciones sobre las bacterias le condujeron a formular su teoría de la fagocitosis que supuso un avance en el campo de la inmunidad e infección. Estudió principalmente el cólera, la tuberculosis y la sífilis.

Paul Ehrlich (Lagow, 1854 - Burgberg, 1915) Serólogo y farmacólogo alemán. Estudió en las universidades de Breslau, Estrasburgo, Friburgo y Leipzig, obteniendo el doctorado en Medicina en 1878. Enseguida ocupó una plaza en el hospital de la Universidad de Berlín. En 1896 pasó a ocupar el cargo de director del Real Instituto Prusiano de Investigaciones y Ensayos de Sueros. Se dedicó al estudio de la hematología y, posteriormente, se especializó en el estudio de la inmunidad. Descubrió un método para colorear y clasificar las células blancas de la sangre. También descubrió los mastocitos, tan importantes en los procesos alérgicos, como posteriormente se demostró.

Junto a Emil Von Behring y Shibasaburo Kitasato, Ehrlich consiguió inmunizar al cuerpo contra ciertas sustancias vegetales gracias a la formación de antitoxinas. En sus investigaciones sobre los anticuerpos se fundó la moderna inmunología. A partir de 1905 inició una serie de ensayos con compuestos similares a las tinturas, aunque contenían en la composición arsénico, tratando de encontrar un remedio para destruir las células de los agentes patógenos invasores. Su compuesto, el arsenobenzol, resultó ser efectivo contra la bacteria responsable de la sífilis (la espiroqueta Treponema pallidum), aunque fracasó contra los tripanosomas. Todos estos principios sirvieron de base para el comienzo de un nuevo procedimiento, la quimioterapia, para abordar el tratamiento de las enfermedades; se trataba de encontrar un método que eliminara los organismos patógenos, causando el menor daño posible al paciente.

En 1908 ambos investigadores recibieron el premio Nobel de Fisiología o Medicina compartido por sus trabajos sobre el sistema inmunológico.

0 comentarios: