miércoles, 22 de noviembre de 2017

Publicado el miércoles, noviembre 22, 2017 por con 0 comentarios

Sugerimos: Al margen de la naturaleza


“Puesto que es preciso explorar todos los círculos de la corrupción sexual, continuemos esta excursión y hablemos de esos hombres que, en realidad, son mujeres. Los cafés especiales donde tales hombres se reúnen están abiertos al público. 

Sus costumbres son muy comentadas en las canciones frívolas, en los periódicos, en las novelas y en las conversaciones corrientes. Es preciso que estos comentarios no empujen hacia tolerancia. Para conseguirlo, importa estudiar desde sus comienzos a estos defraudadores sexuales, para conocer la antigüedad de su vicio, su infamia y sus peligros”.

Con estas palabras extraídas de Los defraudadores del amor de Albert Chapotin se inicia Al margen de la naturaleza, libro publicado por Debate y galardonado con el Premio Sagasta de Ensayo (2016). A través de sus páginas, su autor, Víctor Mora Gaspar (Valencia, 1981), investigador en Humanidades en el Instituto de Estudios de Género de la Universidad Carlos III de Madrid, aborda la persecución de la homosexualidad durante el franquismo a partir del análisis de textos científicos publicados en la dictadura, atendiendo a leyes, terapias y condenas. 

El autor centra su atención en la homosexualidad masculina, dado su papel hegemónico entre las “perversiones” de los documentos analizados, lo cual, apunta Mora Gaspar, no deja de ser un reflejo de la misoginia imperante en el discurso franquista, que relegaba la figura de las lesbianas a mujeres que al no haber encontrado “un buen varón”, caen en los brazos de la amiga, pervirtiéndose.

Palabras como las de Albert Chapotin, para quienes todos los “pervertidos” compartían el encontrarse al margen de la naturaleza, y la de otros protagonistas de este ensayo, hoy pueden juzgarse carentes de fundamento científico alguno o propias de un tiempo lejano que en modo alguno fue mejor. Sin embargo, la investigación de Víctor Mora pone de manifiesto cómo estos mensajes fueron parte de la ciencia de la época. 

Frente a una visión de la ciencia como un corpus de conocimiento ajeno a ideologías y contextos sociales y políticos, este tipo de trabajos la revelan como una actividad humana que en absoluto puede entenderse de forma completa desligada de su contexto histórico, político y social.

Al margen de la naturaleza muestra cómo la ciencia no estuvo al margen, no fue neutral.  Desde el activismo y la investigación académica, Víctor Mora invita a “cuestionar y cuestionarnos siempre hasta qué punto los saberes sobre el mundo han sido dados y adquiridos sin mediar por nuestra parte un ejercicio crítica sobre los mismos”. 

En una sociedad heredera de aquella en la que, aun en 1975,  un 83% de la población pensaba que había que hacer desaparecer la homosexualidad, ¿qué voces de aquellos discursos siguen hoy vivos? ¿Qué papel desempeñaron los tratamientos médicos y psiquiátricos para erradicar la homosexualidad? Muchas preguntas y respuestas que Al margen de la naturaleza plantea y recoge. Una reflexión crítica que encierra múltiples potencialidades que la educación actual no ha dejar escapar. Una oportunidad para construir entre todos una educación libre de prejuicios, marcas, esencialismos y condicionantes.


0 comentarios: