lunes, 4 de diciembre de 2017

Publicado el lunes, diciembre 04, 2017 por con 0 comentarios

Vidas de película: Historia de un crimen




Hace un tiempo, comentamos la adaptación que Richard Brooks hizo de la novela de Truman Capote, A sangre fría, en la película del mismo nombre. En 2006, cuarenta años después de su publicación, se estrenó Historia de un crimen, dirigida por Douglas McGrath, acerca de la investigación que el escritor llevó a cabo a comienzos de los años ´60 y que le inspiró a escribir su novela más aclamada. 

La película, que en su versión original se titula Infamous (infame), no tuvo tanto éxito comercial pero es fiel a su nombre. Ahonda con precisión cómo el Truman Capote de esa época, una verdadera celebridad en los salones de Nueva York, pasa a ser un completo desconocido de mala fama en el pueblo de Kansas donde decide hospedarse para investigar los asesinatos. No obstante, se sirve de su éxito y sus anécdotas para enamorar a todos los habitantes del pueblo y de esa forma, obtener lo que quiere.

Por otra parte, infame es también el líder de la pandilla de asesinos que en 1959 asesinó a los cuatro integrantes de una familia, en su propia casa. Capote estableció con él una relación (así ocurrió en la vida real) que fue mucho más allá de un simple intercambio de informaciones. Experto indagador en las psiques humanas, tal como había hecho con los personajes de sus libros, se metió en la cabeza del pandillero con el fin de entender las causas: ¿por qué un hombre mata a otro hombre?

Ese proceso es llevado al extremo en Historia de un crimen, y se puede ver la evolución de un Capote que llega a desesperar ante la inoperancia de su escritura y el inevitable final de su informante predilecto, con quien entabla un verdadero bromance.

El resultado de esa transformación se produce gracias al inmenso talento de Toby Jones, que puede plasmar con su interpretación todos los estados anímicos por los que atravesó el verdadero Truman Capote, quien paradójicamente, alcanzó el punto más alto de celebridad en el peor momento anímico de su vida. 

La película también refiere a sus últimos años, luego del éxito mundial de la novela, con los testimonios de amigos y familiares, entre ellos Harper Lee (interpretada por Sandra Bullock), su amiga más íntima, y quien lo acompañó en el primer viaje a Kansas. 

El film, además de presentar los hechos reales sobre los que se inspira una de las novelas cumbres de la literatura contemporánea (la que inventó el género de no-ficción), ahonda también en las complicaciones del proceso creativo, en las complejidades que acarrea el éxito, en las dificultades para superarse a uno mismo. En verdad, Capote se agotó al escribir A sangre fría. Pero ¿a quién no le pasaría lo mismo? 




Imagen: Imdb
Trailer: Youtube 

0 comentarios: