viernes, 6 de abril de 2018

Publicado el viernes, abril 06, 2018 por con 0 comentarios

Música, maestro (VII): Renacimiento

Durante los siglos XV y XVI se desarrolló en Europa un movimiento cultural: el Renacimiento. Italia fue el núcleo inicial del renacimiento que vio sus primeras manifestaciones en ciudades como Florencia y, más tarde, Roma y Venecia.

Si hasta entonces la actividad musical más importante tuvo lugar en el seno de la Iglesia, en el Renacimiento se extendió a los palacios de la nobleza. Príncipes y grandes duques mantenían agrupaciones de músicos, llamadas capillas, a su servicio, a imitación de las catedrales, en las que un número variable de cantores, normalmente entre quince y veinte, hacían música presididos por un "maestro de capilla".

Entre sus formas musicales más difundidas se encuentran la misa y el motete en el género religioso, el madrigal, el villancico y la chanson en el género profano, y las danzas, el ricercare y la canzona en la música instrumental. Entre los compositores más destacados de este periodo se hallan Josquin des Prés, Palestrina, Orlando di Lasso y Tomás Luis de Victoria.

El prototipo de obra musical renacentista es una pieza vocal de textura polifónica, escrita para entre tres y seis voces, aunque hay obras para ocho e incluso más. Hay cuatro voces básicas: cantus o spprano, la voz femenina más aguda; altus o contralto, voz femenina más grave; tenor, voz masculina más aguda y bassus o bajo, voz masculina grave. 

En la parte instrumental destaca la creación de familias completas de cada instrumento. Cada tamaño se nombraba con el nombre de la voz correspondiente. Así la flauta soprano, alto, tenor, etc. 

Mucha música polifónica se ejecutaba de forma puramente instrumental, fuera en conjuntos homogéneos (llamados ensemble o consorts), en grupos que combinaban instrumentos de diversas familias o sobre instrumentos propiamente polifónicos, como el órgano, el virginal, el arpa, el laúd o, en España, la vihuela

Como muchos instrumentistas eran incapaces de leer música, ya que muchos eran aficionados, aparecen las llamadas tablaturas, un lenguaje musical propio para cada instrumento.

Si estáis interesados en la música renacentista podéis pasaros por la Biblioteca de Educación y consultar los materiales que tenemos a vuestra disposición. También disponemos de una playlist en Spotify a la que podéis seguir.

0 comentarios: